• Lic. Ester Kroslak

Hechizos del Siglo XXI



Publicación original - Diario Época

Los hechizos son palabras que al pronunciarse tienen un efecto en la vida real. Exactamente de eso te hablo en éste artículo. La Ontología del Lenguaje estudia como las palabras que pronunciamos tienen un efecto en la formación de nuestras vidas.

Reconociendo el papel del lenguaje en la formación de nuestras vidas.

Tradicionalmente el lenguaje se ha considerado algo que sirve para describir el estado de las cosas. Es decir que las cosas ya están ahí y el lenguaje lo único que hace es describirlas. Eso fue cambiando desde la aparición de la Filosofía del Lenguaje a mediados del siglo XX, cuando se empezó a notar que el papel del lenguaje no es solamente el de descriptor de la realidad sino que también la palabra es acción y creación.

Rafael Echeverría, en su libro Ontología del Lenguaje, dice que cuando hablamos, a veces la palabra debe adecuarse al mundo, mientras que otras es el mundo el que se adecúa a la palabra.

Por ejemplo, si expreso “hoy voy a empezar a hacer ejercicios” o “voy a estudiar medicina” estoy haciendo lo que Echeverría en su clasificación de los actos lingüísticos llama “una declaración” y estas tienen la particularidad de ser capaces de crear nuevas realidades.

Por ejemplo es una declaración cuando el Juez o el Sacerdote dice “los declaro marido y mujer”, o cuando un Juez dice “lo declaro inocente (o culpable)”. El mundo cambia a partir de esas declaraciones. Claro que el valor de esas declaraciones están asentadas en la autoridad que tienen estas personas para realizarlas. No cualquiera puede modificar la realidad con pronunciar ciertas palabras.

Pero hay un ámbito en el que todos tenemos autoridad e influencia: nuestra propia vida.

Es muy sano, de vez en cuando revisar las declaraciones estamos haciendo o bien, que hemos hecho en alguna oportunidad y ya es tiempo de volverlas a ver para saber si siguen siendo efectivas para nosotros en este momento particular de nuestras vidas.

¿Declaraciones? ¿Qué declaraciones? “Yo no hago declaraciones”.

Aquí van algunos ejemplos.

Voy a estudiar Psicología. Nos vamos a casar. Vamos a tener un hijo. Voy a buscar trabajo. Voy a cambiar de trabajo. No sirvo para esto. No valgo nada. Soy valioso. Voy a vivir en pareja. Nunca más voy a vivir en pareja. Nunca más voy a confiar en un/a hombre / mujer. Me voy a comprar una nueva cartera. Me voy a comprar una casa. Me voy a mudar. Voy a estudiar inglés.


Tenemos el poder de crear lo que queremos ver en nuestras vidas.

Tal como si se tratase de un hechizo, la declaración realizada activa los mecanismos necesarios para que nuestros objetivos se hagan realidad.

A partir de que pronunciamos las declaraciones de los ejemplos, al menos que lo digamos sin significar realmente lo dicho, algo cambia en nuestras vidas. Si la declaración fue “voy a cambiar de empleo” a partir de ese momento comienzan a ejecutarse una serie de pasos que tarde o temprano nos llevará a completar la tarea encomendada por la declaración: leeremos los clasificados, buscaremos online, hablaremos con amigos al respecto, actualizaremos nuestros currículos, estaremos atentos a cualquier oportunidad que aparezca frente a nuestra mirada.

Lo mismo pasa si nuestra declaración es negativa. Por ejemplo si lo que declaro es “No valgo nada” ¿Cuáles crees que son las probabilidades de que me presente a la entrevista para obtener ese trabajo que deseo? Si estoy convencida de que NO VALGO, es muy probable que eso desate otros pensamientos más que acudan en su apoyo tales como “hay mucha gente más preparada que yo”, ¿Por qué me darían el trabajo a mi? Van a buscar alguien más joven etc etc. y por lo tanto mi declaración “Yo no valgo” cambia mi mundo, cambia mis posibilidades frente a la vida y no porque cambien las posibilidades en sí, sino porque yo no me las permito. Dejo de tomar las posibilidades que me ofrece la vida solo por una declaración que en un mal día realicé.

Podría decirse que a partir del momento en que realizamos una declaración, se ponen en marcha los mecanismos necesarios para apoyar nuestro pensamiento, cualquiera sea éste, y eso se debe a que nuestro cerebro se dispone a mostrarnos todas las posibilidades relacionadas a lo que declaramos.

Seguramente habrás experimentado el hecho de que cuando algo te interesa, lo empezás a ver en todas partes. Es un ejemplo cuando te compras un auto ¿no es verdad que comenzás a ver ese mismo modelo por todas partes? O si estás embarazada ¿no es verdad que comenzás a ver embarazadas y bebes por todas partes? Eso es porque tu cerebro está preparado para poner el foco en las cosas que te interesan y mostrártelas.

De la mano de las Neurociencias y de la Programación Neurolingüística nos es posible conocer el efecto en cadena que provocan las palabras que expresamos.

De todo lo que percibimos, nuestro cerebro solo procesa una parte. Es por eso que podemos enfocarnos en la conversación que estamos teniendo en un bar llena de gente hablando y prácticamente anular los sonidos que provienen de cualquier fuente que no sea de nuestro interés ¿Cómo elegimos qué ignorar de todo lo que percibimos? Tu cerebro lo hace por vos, lamento decírtelo. Basado en tus intereses, tu cerebro filtra todo lo que no le parece importante para vos en ese momento en particular. Es decir, que no vas a ser capaz de ver, ni oir todo aquello a lo que tu cerebro no tiene noticias de que te interesa.

Alguna vez, navegando en Internet, ¿notaste que a un costado de la pantalla aparecían avisos de eso mismo que estás interesado en comprar? Bueno, las grandes compañías de Internet utilizan un concepto parecido. Con el objeto de hacer más efectivas las publicidades una vez que detectan tu interés en algún producto en particular te lo muestran repetidas veces, y con ello logran que hagas clic en esos avisos y por supuesto obtienen una ganancia por eso.

Por todo esto, llegamos a la conclusión de lo importante que resulta todo aquello a lo que prestamos atención y aun más las palabras que pronunciamos, ya que sin dudas nuestro cerebro tomará nota de ello para mostrarnos más de lo mismo.


Siendo conscientes de nuestro poder

Las palabras que pronunciamos pueden ser facilitadoras o limitantes, la información con que nutrimos nuestros cerebros pueden abrirnos o cerrarnos puertas según la clase de información de la cual se trate. Algunas nos van a posibilitar realizar algo y otras nos van a impedir realizarlas. Teniendo en cuenta esto, es muy importante que seamos cuidadosos de las palabras que emitimos ya que aunque no seamos totalmente conscientes, estas estarán influyendo en el curso que daremos a nuestras vidas y no por acto de magia sino por la forma en que funciona nuestro cerebro. En la próxima entrada te cuento un poco mas

#CoachingOntológicoenCorrientes #Corrientes #Coaching

3 vistas
Corrientes, Provincia de Corrientes - Argentina
Tel. Cel. 0379-4684819 - esterkroslak@google.com
  • Instagram
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now